Inversionistas jóvenes se vuelcan al mercado inmobiliario en busca de mejores rentabilidades

Motivados por las tendencias que ven en redes sociales y su mayor resistencia al riesgo, este segmento comenzó activamente a invertir durante la pandemia, aventurándose primero en la bolsa o las criptomonedas. La volatilidad de estos mercados los ha llevado ahora a apostar por la compra de departamentos, activando las ventas en proyectos orientados a la renta.

En medio de un escenario de incertidumbre económica, donde las restricciones crediticias y el alza en tasas de interés han sido un obstáculo para muchas personas al momento de adquirir una propiedad, muchos inversionistas están aprovechando la oportunidad para capturar una buena
ubicación, conscientes de que el aumento por la demanda de arriendo proyectada para los próximos años mejora las perspectivas de rentabilidad y plusvalía.

Y los jóvenes son un segmento que está mostrando una tendencia marcada en las ventas de este tipo de proyectos. “En general, son profesionales que están en los primeros años de su carrera profesional, tienen entre 26 y 30 años y cuentan con un ingreso mensual en torno a los $2 millones, por lo tanto, tienen menos responsabilidad y una carga financiera más baja, especialmente aquellos que optan por quedarse más tiempo en el hogar familiar para ahorrar y juntar un pie”, explica Ana María del Río, gerenta Comercial de Siena Inmobiliaria.

La ejecutiva de Siena destaca además que son jóvenes que ya han tenido sus primeras experiencias de inversión en otro tipo de herramientas, como acciones en la Bolsa o con criptomonedas, pero que, ante la volatibilidad de estos mercados, “han aprendido que la inversión a largo plazo es la forma más efectiva de maximizar las rentabilidades, sobre todo en departamentos que es una forma de invertir en UF”, agregando que esta tendencia se ha visto favorecida por los contenidos sobre educación financiera que estas generaciones nativas digitales consumen y siguen en redes sociales.

Fabián García, director de Estudios Inmobiliarios de Tinsa, coincide con esta nueva tendencia: “Estas generaciones están familiarizadas con las inversiones líquidas, entonces ven los departamentos como una buena opción de inversión. Son conscientes de lo que es la plusvalía y la rentabilidad porque están más conectados con el lenguaje de las inversiones en entornos que antes no existían, como las redes sociales y apps de criptomonedas, en plataformas como Fintual, donde tienen en el celular el control de sus inversiones o pueden acceder a las bolsas internacionales”.

Ana María del Río señala que en el último trimestre se vendieron 39 departamentos en Edificio Vicuña 6633 y de ese total, el 77% fueron adquiridos por profesionales entre 26 a 30 años, del segmento inversionista.

“Esta es una velocidad de ventas muy buena considerando que el mercado está más ralentizado y que fue empujada casi exclusivamente por este segmento, que ha demostrado conocer los factores claves para hacer una buena inversión, ya que el proyecto se ubica en el sector más consolidado La Florida, que es en una de las comunas de mayor crecimiento de la Región Metropolitana, cercano a dos estaciones de Metro que son Mirador y Bellavista de la Florida, al mall Plaza Vespucio, clínicas y otros servicios”.

Fabián García, director de Estudios Inmobiliarios de Tinsa, agrega que debido que este segmento tiene expectativas residenciales más altas que el financiamiento que les está ofreciendo actualmente la banca, “muchos de ellos prefieren invertir en un departamento nuevo que pueden pagar, entre las 2.100 UF y 2.500 UF en Macul, La Florida, San Miguel, La Cisterna, para destinar a la renta; y para vivir, arriendan en otras comunas como Ñuñoa, Providencia o Las Condes”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s